Maradona: El hombre que terminó con la cuarentena de Argentina

Miles de fans del ex-futbolista Diego Armando Maradona se despiden en las calles de la ciudad autónoma de Buenos Aires de su más preciado ídolo. 

Maradona: El hombre que terminó con la cuarentena de Argentina Maradona: El hombre que terminó con la cuarentena de Argentina.

Desde que se supo del fallecimiento de Diego Maradona, el pasado 25 de Noviembre de 2020 debido a un fallo cardiorespiratorio, la mayoría de los argentinos no pudieron dejar de pensar en este hombre que fue un ídolo para toda la generación X. Aquellos nacidos en los 70s y que durante las décadas de los 80s y 90s aún eran niños, adolescentes o muy jóvenes, pudieron disfrutar de un hombre que dentro de un estadio de fútbol les aseguraba estar ante de la presencia de un buen espectáculo deportivo.

Para muchos, el "pibe 10" como se le solía llamar a Diego Maradona en los 90s por la prensa argentina, ha sido el ejemplo perfecto de lo que no hay que hacer. La soberbia y los excesos, tal vez motivados por sus problemas familiares no superados a lo largo de su vida, fogoneado por su entorno personal, lleno de oportunistas que sólo querían obtener beneficios personales al lado del ex jugador de fútbol junto con la industria del ocio, diversión y de los medios de comunicación que supieron hacer su negocio a base de mantener entretenida a sus audiencias, no hicieron más que llevarlo a un estado de pésima salud física, que sumado a su alcoholismo y drogodependencias hicieron que todo el mundo conociera en los últimos tiempos a un hombre en decadencia, pero por sobre todas las cosas, alguien incomprendido y tal vez muy solitario pese a estar siempre rodeado de gente.

El presidente argentino Alberto Fernandez declaró un duelo nacional de tres días y, aunque la medida sólo afecta a los empleados públicos, el gobierno central consideró que tres días es tiempo suficiente para recordar al fallecido ex-fubolista, hacer duelo por él y dar tiempo a sus fans para que se despidieran. Es por ello también que decidió que el funeral se llevase a cabo en la mismísima casa de gobierno, la Casa Rosada.

Disturbios dentro y fuera de la casa de gobierno argentina durante el funeral de Diego A. Maradona Disturbios dentro y fuera de la casa de gobierno argentina durante el funeral de Diego A. Maradona.

Debido a que en un momento el gobierno quiso suspender la masiva ceremonia temporalmente, la gente presente, que llevaba desde el día anterior haciendo largas filas para despedir a su ídolo, se enfureció y el evento se desbordó, y se produjeron muchos disturbios, tanto dentro como fuera de la casa de gobierno, hubo momentos en que la situación parecía descontrolarse y salirse de las manos, donde las autoridades se vieron obligadas a reprimir a la gente incluso con gases lacrimógenos. El gobierno central, que siempre intenta ser popular -aunque en realidad sólo es populista- trata de evitar conflictos con sus ciudadanos para que no se lo vea como un gobierno que reprime o que necesita imponer su autoridad mediante la fuerza.

Tal vez ahora ya sea tarde, pero seguramente hubiese sido mucho mejor haber despedido los restos de Maradona en el estadio del club deportivo Argentinos Juniors, donde el ex-futbolista debutó profesionalmente y el estadio lleva el propio nombre del jugador, o en el estadio de Boca Juniors donde el famoso jugador se consagró. Pero el gobierno argentino quiso ser parte del protagonismo de este evento y decidió hacerlo en un lugar que, en términos de seguridad, no está preparado para acoger a tanta gente. Por otro lado, el salón donde se suelen llevar a cabo velatorios no está preparado para garantizar las medidas de distanciamiento social que el mismo gobierno impulsa debido a la supuesta pandemia del virus chino.

Argentina es el país con la cuarentena más larga del mundo, comenzó en Marzo de 2020 y recién en Octubre se le puso fin, aún pide a su gente que mantenga el distanciamiento social y la utilización de tapabocas dentro de los espacios cerrados, y dió vía libre a los gobiernos provinciales para administrar sus cuarentenas, algunos gobiernos provinciales han llevado la cuarentena al extremo, un ejemplo es la provincia de Formosa, donde más de 7000 ciudadanos que en el momento de declararse la cuarentena estaban fuera de la provincia se vieron imposibilitados de volver a su casa. Muchas familias incluso con niños quedaron varados en las carreteras de entrada. Un joven murió ahogado tras intentar cruzar el río que separaba la provincia del lugar donde se encontraba para poder reencontrarse con su hija de 2 años de edad. En otra provincia, un padre fue impedido de despedirse de su hija con cáncer terminal mientras agonizaba en una clínica porque no le habilitaron el permiso para viajar. Y recientemente un padre más joven se vió forzado a llevar a su hija en brazos a pie por la carretera porque la policía no le daba el permiso para avanzar por la autovía con su automóvil, para recibir un tratamiento oncológico. Y los casos -que se cuentan por decenas- fueron ignorados por el gobierno central, o incluso criticados argumentando que esos casos se utilizaban para atacar sus medidas.

El gobierno argentino considera que este año los estudiantes no deben concurrir a clases, las mismas deben ser virtuales, para aquellos que tengan asegurada una mínima conectividad. Más de 60 mil pequeñas y medianas empresas (PyMEs) cerraron en todo el país y se perdieron millones de puestos de trabajo. El índice de pobreza de Argentina supera el 50%. Los litigios judiciales están pausados desde marzo, excepto las apelaciones de la vicepresidente Cristina Fernandez de Kirchner y sus trabas legales para frenar sus causas por corrupción mediante nuevas leyes para remover a los jueces que la investigan.

Las malas gestiones del gobierno actual, que son una continuación de los tres mandatos del matrimonio Kirchner (2003-2008 por Nestor Kirchner y luego 2008-2011 y 2011-2015 por su viuda Cristina Fernandez) exponen una etapa de casi veinte años de decadencia argentina y no ha hecho más que endurecerse en estos últimos meses con sus políticas totalitarias haciendo que, en el contexto de una cuarentena exagerada, decenas de miles de familias no tuvieran permitido despedir a sus familiares fallecidos en los últimos meses porque el gobierno argentino decidió que no era recomendable llevar a cabo velorios ni entierros en presencia de sus familiares, por la cuarentena impuesta debido a la supuesta pandemia del virus chino.

Pero el gobierno argentino tampoco permite que se celebren bodas, fiestas de 15 años (muy típicas en la tradición argentina), bautizos, cumpleaños, reuniones familiares, etc. Miles de eventos y celebraciones familiares perdidos porque al gobierno populista argentino se le ocurrió que no era recomendable, por temas de salud excepto si eran eventos donde concurría el presidente y su comitiva, eventos que normalmente consistían en darle apoyo a algún gobernador feudal o inaugurar alguna obra ejecutada por el gobierno anterior. En esos casos los concurrentes tenían vía libre.

Y a estas excepciones del gobierno, donde parecería que pactaba con el virus chino para que no hiciera de las suyas, debemos sumar la celebración del día del militante peronista, el pasado 17 de Noviembre donde los fans del Partido Justicialista, fundado en su momento por el fallecido presidente Juan Domingo Perón, recuerdan sus orígenes o, como en este caso especial, por el funeral de Diego Maradona, organizado por el gobierno nacional y popular argentino.

Desde este momento quedan expuestas, seguramente por milésima vez, todas las miserias que la ciudadanía argentina tiene que soportar de sus gobernantes, especialmente de este último gobierno compuesto por muchos delincuentes -la mayoría con causas penales en curso que nunca se definen- que ocupan cargos en el gobierno y sus decisiones afectan el destino de los argentinos. Ciudadanos que muchas veces no se dan cuenta que estos "gobernantes" ocupan ese puesto apenas un tiempo, pero sus pésimas decisiones afectan a la vida de muchísimos argentinos que acatan su mandato sin cuestionarse nada u otros que, oponiéndose a su gobernanza, son etiquetados de irresponsables y promulgadores de la muerte sin tener espacio para debates serios para discutir razones médicas, sociales o económicas de los caprichos de su insoportable gobierno.

Tal vez quien en su momento fue el mejor jugador de fútbol del mundo le deje a sus compatriotas el recuerdo del 25 de Noviembre de 2020 como el día en que los argentinos decidieron decirle a su gobierno que la cuarentena se terminó. Y junto con la cuarentena también se terminó la Agenda propia del gobierno, que nada tiene que ver con las necesidades de su ciudadanía, ni con un futuro de prosperidad.

Compartir:

Esta nota tiene 17965 visualizaciones.
¿Te ha resultado interesante? Comparte en tu muro para que tus amigos lo sepan!
Compartir 799 Twitter

Temas:

sars-cov2

Lugares:

argentina

Último momento: