Gobernador de Buenos Aires muestra el primer COV-ID

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, fue el primer inoculado con la vacuna rusa Sputnik V y exhibe orgullosamente su COV-ID

Gobernador de Buenos Aires muestra el primer COV-ID Gobernador de Buenos Aires muestra el primer COV-ID.

Argentina fue uno de los pocos países donde su gobierno se mostró totalmente abierto a ofrecer su ciudadanía para ensayos médicos para que diferentes laboratorios pudieran probar las vacunas contra el virus chino Sars-Cov2.

En algunos casos ofreció personal del ejército argentino y en otros animó a que la gente se apuntara como voluntaria. A pedido del labortario Pfizer, el gobierno argentino también impulsó un proyecto de Ley para brindarle inmunidad legal a los laboratorios productores y que comercialicen las vacunas en el territorio argentino contra cualquier litigio legal civil o penal que lo ciudadanos argentinos pudieran emprender contra estas empresas en caso de sufrir problemas de salud fruto de la vacuna.

A pesar del esfuerzo del gobierno argentino por acatar las recomendaciones de estos laboratorios y sugerencias de la Organización Mundial de la Salud -entidad supranacional que es financiada en parte por esos mismos laboratorios y que actúa como ente recomendador de sus productos- la única vacuna en conseguirse hasta ahora ha sido la Sputnik V, de fabricación rusa. Vacuna que aún no ha superado la tercera fase de verificación pero que en Argentina ya se aprobó (antes que en su país de origen).

Las primeras dosis llegaron el 25 de Diciembre de 2020 y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, -junto con una enfermera- fueron los primeros en ser inoculados. Obviamente, junto con esta primera dosis se dejó registro de la aplicación de dicha vacuna y se le otorgó su COV-ID, sigla que ya mucha gente conoce por sus palabras en inglés "Certificate of Vaccines ID" o también conocido como Carnét de vacunación. Sí hasta ahora alguien no lo sabía, ya puede estar seguro de por qué al virus chino se le llamaba así desde un principio.

En la mayoría de los países sus gobiernos no han logrado imponer la vacunación obligatoria pero crearon un registro para estar al tanto de cuáles ciudadanos están vacunados y cuáles no. Aquellos que lo hagan reciben un carnet de vacunación el cual les permitirá transitar libremente por el país y, próximamente, disponer de ese carnet será requisito para llevar a cabo otros trámites.

Haciendo distinción entre ciudadanos, las políticas globalistas del gobierno argentino fomentan la desigualdad entre sus ciudadanos favoreciendo a quienes se hayan vacunado en perjuicio de aquellos ciudadanos que consideran que su sistema inmunológico no necesita ayuda de ningún tratamiento médico, incluídos los medicamentos o las vacunas. Algo que va en contra de la Bioética, la Ley de Salud argentina y los tratados internacionales, que garantiza que ninguna persona puede ser obligada a ser sometida a ningún procedimiento médico.

Gobernador de Buenos Aires muestra el primer COV-ID Gobernador de Buenos Aires muestra su COV-ID (Certificate of Vaccines ID) junto con personal sanitario, que ha sido obligado a ser vacunado contra el virus chino.

La Ley de Salud Pública 27491/2018, sancionada durante el mandato del gobierno anterior, en su artículo 7 pone en carácter de obligatorio el hecho de vacunar a sus ciudadanos en casos de emergencia epidemiológica. También indica en el artículo 13 que la certificación de las vacunas de un ciudadano será requisito para realizar ciertos trámites (como el ingreso y egreso del ciclo lectivo de los niños, tramitación o renovación de DNI, pasaporte, licencia de conducir o tramitación de asignaciones familiares) y en su artículo 16 pide la creación del registro nacional de población vacunada.

Como muchas veces se ha comentado, esto no es ciencia ficción, esto es la realidad y está sucediendo. Los gobiernos están obligando a sus ciudadanos directa o indirectamente a ser inoculados con sustancias fabricadas por laboratorios que no se hacen responsables de posibles secuelas negativas, a pesar que muchos médicos afirman que las vacunas no son necesarias para toda la gente.

Fuente:

Ley argentina 27491.

Compartir:

Esta nota tiene 15195 visualizaciones.
¿Te ha resultado interesante? Comparte en tu muro para que tus amigos lo sepan!
Compartir 799 Twitter

Temas:

nuevo orden mundial reduccion poblacion vacunas

Lugares:

argentina

Último momento: