Plano existencial

¿Cómo se forman las mareas?

El fenómeno de las mareas es conocido desde la antigüedad pero la explicación newtoniana de la influencia lunar en las mareas utilizando su teoría de la fuerza de gravedad ha sido la impuesta de forma casi indiscutida.

Por Ricardo Rodriguez
Publicado el 12/01/2018

¿Cómo se forman las mareas?

Las mareas en la Tierra Plana

Las mareas en la Tierra Plana. Las mareas en la Tierra Plana.

Se conoce como marea al cambio periódico del nivel del mar, que causa que las aguas marinas suban y bajen de nivel periódicamente. En la altura de las mareas también influye la altura sobre el nivel del mar, la forma de la línea de la costa y la plataforma continental cercana. La presencia de terrenos inclinados y bahías le da mucho más rango a las mareas que lo que se ve en altamar. Los defensores del modelo heliocéntrico le achacan este fenómeno a las fuerzas gravitacionales que ejercen la Luna y el Sol para lo cual recurren a complicadas explicaciones obviando a la vez que existen otros fenómenos pueden producir variaciones del nivel del mar.

El fenómeno de mareas es conocido desde la antigüedad. Ya desde siglo IV a.C un marino griego llamado Piteas, nacido en la colonia griega de Massilia, notó la relación entre la amplitud de las mareas y las fases de la Luna así como su periodicidad. Plinio el Viejo, (siglo I d.C) en su Naturalis Historia describe el fenómeno y piensa que la marea está relacionada con la Luna y el Sol. Mucho más tarde, Bacon, Kepler y otros trataron de explicar ese fenómeno, también asumiendo la interacción de la Luna y del Sol. Más tarde Isaac Newton en su obra Philosophiae Naturalis Principia Mathematica (Principios matemáticos de la Filosofía Natural, de 1687) dio una explicación a este fenómeno basada en su teoría de la Gravedad, aunque acotando que esa asunción era algo que escapaba más allá de toda lógica y entendimiento.

Aunque otros científicos como Pierre-Simon Laplace (1749-1827) presentaron estudios sobre las mareas desde un punto de vista de la dinámica, la explicación newtoniana de la influencia lunar en las mareas es la aceptada actualmente por los defensores del heliocentrismo y la teoría de la gravedad newtoniana. Esta suposición contradice los datos que ellos mismos exponen. Si el Sol es 27 millones de veces más grande que nuestra Luna, entonces basados en su masa, la atracción gravitacional del Sol a los océanos de la Tierra es 177 veces mayor que la de la Luna. Si la causa de las mareas se basaran en la teoría de la Gravedad y la acción de masas, el Sol debería tener una fuerza generadora de mareas 27 millones veces mayor que la de la Luna. Sin embargo si nos atenemos a los hechos, vemos que la fuerza generadora de mareas del Sol es casi la mitad de la fuerza generadora de mareas de la Luna.

La justificación que tienen los heliocentristas para éste fenómeno es que el Sol aunque es mucho más masivo que la Luna, "está más alejado" por lo que su atracción gravitatoria es menor, reduciéndose a la mitad de la atracción gravitacional de la Luna. No es raro ver que los defensores del heliocentrismo y la teoría gravitacional acudan a este tipo de gimnasia mental. Por una parte no tienen ningún problema en afirmar que el Sol ejerce su influencia gravitatoria hasta los confines del sistema solar sobre planetas mucho más lejanos, gigantescos y masivos como Júpiter, Saturno y Neptuno, sin embargo al mismo tiempo, la gravedad solar es débil para siquiera atraer una pequeña masa de agua terrestre que se encuentra en su misma línea meridiana. Por otra parte, desde el punto de vista de la teoría gravitacional newtoniana, sería de esperar que el momento de la marea alta ocurra cuando la Luna se encuentra exactamente sobre alguna masa de agua, pero en la realidad nunca ocurre así. Lo que es más paradójico, la Luna no tiene ningún tipo de "influencia" gravitacional para generar mareas sobre grandes masas de agua dulce como lagos, grandes ríos, lagunas y represas.

¿Entonces cómo se explican las mareas?

Hay varias explicaciones para este fenómeno. Una de las explicaciones más sencillas que se le podría dar a las mareas es la variación de la presión atmosférica. La presión atmosférica varía corrientemente entre 990 y 1040 hectopascales y aún puede variar más en algunas regiones en dependencia de la altura y temperatura del aire. La variación de la temperatura en la atmósfera crea una diferencia en la densidad de una masa de aire con respecto a otras lo que crea diferencias de presión del aire. Una variación de la presión de 1 hectopascal provoca una compresión sobre el nivel del mar que puede causar una variación de 1 cm del nivel del océano. Así que la variación del nivel del mar debida a la presión atmosférica puede llegar al orden de los 50 cm. De hecho éste fenómeno ha sido ampliamente estudiado y dichas variaciones son conocidas como mareas barométricas.

También las mareas se pueden explicar de forma fácil sin acudir a enrevesadas explicaciones, ni supuestas teorías aún sin comprobar sobre fuerzas misteriosas que actúan incomprensiblemente en la distancia. Desde el punto de vista del terraplanismo las mareas se pueden explicar por el electromagnetismo, una de las interacciones físicas mejor estudiadas y establecida como ley. La Luna y el Sol, en órbita constante sobre el plano terrestre, son parte de un sistema de interacción electromagnética. El efecto de dicha interacción electromagnética del Sol y de la Luna sobre las masas oceánicas son similares en efecto, aunque diferentes en intensidad y las mareas que observamos son el efecto resultante de las dos atracciones.

La explicación más simple a éste fenómeno es que el agua es diamagnética. El diamagnetismo es la tendencia de un material a oponerse a la influencia de un campo magnético aplicado y por tanto a ser repelido por el mismo. Ésa es la causa por la que grandes masas de agua dulce no son afectadas y no se producen mareas en ellas. Sin embargo es bien sabido que el agua salada es mucho mejor conductora de la electricidad y por lo tanto es afectada en mucho mayor grado por los campos electromagnéticos. De esta manera cuando la Luna orbita sobre el plano terrestre el agua de los océanos interacciona con la fuerza electromagnética de la Luna más intensamente que en el restante cuerpo acuoso de la Tierra, mientras que el agua al otro lado del plano terrestre más alejado de la Luna es atraída menos intensamente.

Cuando la posición del Sol durante su órbita sobre el plano terrestre se alinea con la de la Luna, ocurre lo que se conoce como mareas vivas, esto generalmente ocurre durante las fases de luna nueva y luna llena. La órbita lunar sobre el plano terrestre es más baja que la del Sol, por lo cual cuando sus trayectorias se ven cercanas pueden causando mayor interacción. Aunque la interacción electromagnética del Sol influye visiblemente sobre las mareas, es menor que la que vemos como influenciada por la Luna, aún así en la mayoría de los lugares de la Tierra tenemos dos mareas por día. Así que la frecuencia e intensidad de las mareas está determinada por el pasaje y la consiguiente influencia electromagnética de la Luna y el Sol en su órbita alrededor del plano terrestre.

Obtenido de:

Publicación en la fanpage Tierra PLANA 2018

Publicado el por .
3034 visualizaciones

Compartir:

¿Te ha resultado interesante? Comparte en tu muro para que tus amigos lo sepan!
Compartir 1.1 milTwitter

Etiquetas:

agua luna sol