Plano existencial

¿Qué hay sobre la evolución?

¿Por qué se inventaría una teoría a partir de la observación que ilustra la adaptación de varias especies y luego se inculcaría mediante los sistemas educativos del mundo como la respuesta sobre nuestros orígenes?

Por Christian Valentini
Publicado el 11/10/2017

¿Qué hay sobre la evolución?

Para muchas personas, en especial las no creyentes de ninguna religión, sostienen que la teoría de la Evolución, de Charles Darwin (1809-1882), explica muy bien el origen del ser humano como especie.

¿Qué hay sobre la evolución?

Según los estudios de Darwin, el hombre, al igual que varias especies de la Tierra han logrado ser como son hoy día gracias a una evolución a lo largo del tiempo, y esa evolución surgió a partir de especies con formas mas primitivas y características mas básicas. O, que surgieron organismos pluricelulares a partir de organismos unicelulares.

Para ilustrarlo, en sus estudios, Darwin muestra como algunas aves han desarrollado diferentes clases de pico considerando el medio donde habitaban. También se ha podido mostrar casos de peces que al ser aislados de sus habitat natural han ido cambiando su forma a lo largo del tiempo.

El error muy común de la mayoría de la gente es confundir "evolución" con algo que en realidad es "adaptación". Ya que la evolución es, en teoría, el cambio de un tipo de especie a otra, donde por ejemplo un pez se podría convertir en un cuadrúpedo, o un mono en un ser humano.

Sobre esto último, todos habrán oido alguna vez hablar del famoso eslabón perdido, incluso utilizado en forma de broma. El eslabón perdido vendría a ser una etapa en la supuesta evolución donde el ser humano primitivo deja de ser mono para convertirse en lo que es hoy. Algo que nunca pudo demostrarse. Salvo una nueva creencia que ha tomado cierta popularidad recientemente que sería la intervención, casi divina, de inteligencia extraterrestre. Y aunque esto último es otra creencia mas, muchos representantes de la ciencia moderna lo comentan.

Pero volviendo a los teóricos de la evolución, también se suelen mencionar casos similares citando seres que supuestamente han vivido millones de años atrás y cómo han ido cambiando de tipo de especie con el tiempo, por ejemplo algunos de los famosos "dinosaurios" que migraron al mar para convertirse en ballenas, algo que tampoco es posible comprobar. Uno de los métodos que utiliza la ciencia es la observación, los fundamentos deben estar basados en la observación, en la medición, en la comprobación y en otros métodos como la medición, la repetición, etc. Si esos métodos no se pueden comprobar empíricamente, entonces sólo estamos hablando de teorías. Ergo, pensar que esas teorías son ciertas, pasa a ser una creencia.

La teoría de la evolución se menciona en las escuelas primarias como conocimiento general, en las escuelas de nivel secundario en la cátedra de Biología u otras ciencias naturales y en varias carreras universitarias, dando por sentado que la evolución es una realidad absoluta, ya demostrada y que el hombre proviene de los monos. ¿No estaría inculcando la ciencia moderna una nueva creencia?

¿De dónde proviene realmente el ser humano?

Es algo que no se sabe. Las personas que sostienen que la Tierra es plana y además son creyentes de alguna religión sostienen que el mismo arquitecto del plano existencial donde estamos es el mismo creador de nuestra especie, basándose en documentos antiguos, pero reconocen que es una creencia. Otras personas que también sostenemos que la Tierra es plana no sabemos aún de donde proviene el ser humano, pero sin dudas, sabemos que no descendemos de los monos, pues no hay pruebas de ello.

Decir que provenimos de monos es en cierta forma negar que somos parte de una creación, o consecuencia de un propósito. Decir que provenimos de los monos sirve también para apoyar la teoría del big bang, que da a entender que nuestra existencia es fruto de la casualidad.

Publicado el por .
6888 visualizaciones

Compartir:

¿Te ha resultado interesante? Comparte en tu muro para que tus amigos lo sepan!
Compartir 1.6 milTwitter

Etiquetas:

ciencia y religion desinformacion evolucion pseudo ciencia